Volubilis, las ruinas romanas más importantes del norte de África

La ciudad de Volubilis fue fundada en el siglo III a.C., y era la capital de la Mauritania Tingitana. Está situada a 20 kilómetros de Meknes, a los pues del monte Zerhun y a 4 kilómetros de la ciudad santa de Mulay Idris. Es el yacimiento romano mejor conservado y más visitado del norte de África y fue declarado Patrimonio de la Humanidad de Unesco en 1997.

El sitio arqueológico está ubicado en una fértil región agrícola, donde abundan los cultivos, sobre todo olivares y huertas, de ahí que fuera una ciudad importante del imperio romano.

Un poco de historia

La ciudad fue fundada por los cartagineses en el siglo III C. bajo el nombre de Oulili. Hay poca información de esa época, pero se sabe que perteneció al reino de Mauritania. En el año 40, el imperio romano se une a Mauritania y la ciudad pasa a ser parte del imperio con el nombre de Volubilis.

Era una ciudad productora de aceite y trigo y con el tiempo se convirtió en la principal ciudad de la provincia y centro administrativo. El reflejo de esta prosperidad se ve en los nuevos edificios que se construyeron en la ciudad como una basílica, un foro y hasta un arco del triunfo.

Por el año 285, la ciudad dejó de tener importancia para el imperio porque los funcionarios se trasladaron a otra ciudad. Eso no supuso un abandono de la misma, aunque si existían zonas sin población.

En 631, los árabes la invadieron e instalaron allí una guarnición de su ejército. Poco a poco fue perdiendo importancia hasta el punto de que, a principios del siglo XVIII, el sultán Muley Ismail desmanteló los edificios más importantes para utilizar los materiales en la construcción de palacios en Meknes.

Fue redescubierta en el siglo XIX por el embajador francés y las excavaciones comenzaron en 1887.

Qué ver en Volubilis

El yacimiento arqueológico ocupa unas 20 hectáreas y aún falta mucho por excavar.

Llegando por la carretera hay una pequeña entrada donde se compran las entradas y contratar guías. La visita tiene una hora y media aproximadamente de duración.

Nada más entrar te encuentras con un museo al aire libre de restos de esculturas. No son muy impresionantes, ya que las mejor conservadas están en el Museo Arqueológico de Rabat.

Los restos más importantes son los de la Basílica que data del siglo II, el Foro, el Templo de Júpiter Capitolino y el Arco del Triunfo de Caracalla. La Basílica, que tiene cuatro hileras de columnas y dos naves, servía de bolsa se comercio y palacio de justicia de la ciudad y el Foro está decorado con estatuas de emperadores romanos y personajes notables de la época.

Hay también restos de las almazaras, donde se producía el aceite que enriqueció la región y de las termas de Gailen.

La ruina mejor conservada es la vía principal Decumanus Máximos, que termina en  el Arco del Triunfo de Caracalla. Se conserva el pavimento y está rodeada de casas amplias y decoradas con mosaicos. Las casas reflejan perfectamente la vida de la ciudad y algunas están muy bien conservadas.

Llegar a Volubilis

Desde Meknes está a 30 kilómetros, media hora en coche, y debes tomar la carretera dirección enitra. Desde Fez y Rabat son unos 90 kilómetros.

Partiendo del norte, de Tánger, Ceuta o Tetúan, en la carretera del norte hay una desviación dirección Meknes y de allí a Kenitra.

El sitio arqueológico está muy bien señalizado.